¿Tienes Un Herpes En La Espalda? ¡Es El Herpes Zóster!

in

En esta entrada hablaremos de la culebrilla o herpes zóster, el herpes en la espalda. Como todas las variedades del herpes, este es una enfermedad infecciosa ocasionada por el mismo virus de la varicela (o lechina, en algunos países).

Herpes En La EspaldaPara contraer este tipo de herpes, quien lo sufra tiene que haber padecido anteriormente la eruptiva mencionada, pues la varicela es un virus que permanece latente en el organismo.

Surge porque el sistema inmune está muy débil (en casos de padecer enfermedades como diabetes, cáncer, sida, etc.), por alteraciones en el sistema nervioso, por situaciones de estrés, o sencillamente por edad.

Se calcula que un 15% de quienes han tenido varicela podrían sufrir posteriormente de culebrilla. Si eres uno de ellos, te interesará seguir leyendo.

Síntomas del herpes en la espalda

Para que puedas reconocer si tienes esta infección, primero se siente un gran dolor como por dentro de la piel, y luego en la misma zona aparecerá una erupción con ampollas muy dolorosas, que afectan los nervios de la periferia.

Podrías sentir fiebre, una leve fatiga y grandes dolores de cabeza, hay quienes sienten un ligero malestar estomacal, y debido a ello muchas veces se confunde con gripe estacional. Precisamente lo que lo distingue es la erupción.

También se siente comezón, y esta aparece al enrojecerse la piel, previo a la aparición de las vesículas.

Una sensación de hormigueo puede presentarse, junto con gran dolor en las áreas de la espalda, pecho, nariz y zona ocular.

Herpes en la espalda - SintomasCuando tienes el herpes en la espalda es porque allí, generalmente, se infectó el nervio y es donde comienzan las erupciones y luego las ampollas, y muchas personas lo describen como un dolor punzante y ardiente, con punzadas que dan picazón.

i

Para tratarlo, lo usual es utilizar remedios para paliar el dolor y acelerar el secado y cicatrización de las vesículas. En líneas generales, el herpes durará más o menos un mes, en algunos casos puede durar mucho más, dependiendo de la salud del paciente.

En un porcentaje bastante alto, cuando el herpes en la espalda aparece en personas ancianas, el dolor neurálgico queda y es muy difícil de eliminar. Esto es lo que se conoce como “neuralgia post herpética”. Lo vital en estos casos es afianzar el sistema inmune y fortalecerlo lo más posible.

Y aunque no lo creas, este herpes puede repetir, porque el virus queda latente en la médula espinal. Es factible que fortaleciendo tu sistema inmunológico puedas desactivar el virus, pero una vez que caen las defensas este puede atacar nuevamente, con distintos grados de intensidad.

¿Y por qué le dicen al herpes en la espalda herpes zóster? Pues porque aparece a un costado del cuerpo y adquiere una forma de franja, como si se tratase de un cinturón. “Zóster” significa en latín (derivado del griego) “cinturón”.

herpes interno en la espaldaPara asegurarte de que tu sistema de defensas esté bien preparado y no permita que el herpes sea recurrente, sigue los pasos del PROTOCOLO DEFINITIVO DEL HERPES, de Melanie Addington. Es un programa muy simple de seguir que te enseña a combatir todo tipo de herpes, no importa cuánto tiempo hayas padecido sus brotes.

Se enfoca en atacar al herpes desde tres ángulos distintos y de forma simultánea, para asegurarse así de debilitarlo al máximo y evitar la reaparición del herpes interno en la espalda en el futuro. ¡Es un gran alivio!

HAZ CLIC AQUÍ HOY y olvídate del temor a un nuevo brote de herpes, porque estarás cada día más saludable y fuerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *